A todo el mundo le gusta el toque personal. Ya sea al ir a la cafetería de tu barrio y que te ofrezcan lo de siempre o entrar en tu restaurante favorito y que te sientan en tu mesa habitual. Todos apreciamos que nos traten como si fuéramos una persona real y no sólo un número.

Sin embargo, hay una línea muy fina en la que la personalización puede llegar a ser algo desconcertante o, simplemente, no es correcta. Trasladar la capacidad de ofrecer una atención individualizada en persona al mercado digital no es tan fácil como se cree. Sin embargo, dado que el 89% de las empresas digitales invierten en este ámbito y que los líderes empresariales y tecnológicos lo sitúan como su prioridad número 1 en la inversión en comercio tecnológico, ser capaz de implementarlo en tu negocio es esencial en el marketing moderno.

¿Qué es y por qué es importante?

La personalización del sitio web consiste en que una empresa cree una experiencia personalizada para el visitante de su sitio web. En lugar de ofrecer una experiencia estándar, la personalización del sitio web permite a las empresas presentar a los visitantes experiencias únicas, adaptadas a sus necesidades y deseos. La mejora de la experiencia de usuario no sólo beneficia a la reputación y a la satisfacción de los clientes, sino que también crea un gran beneficio monetario, ya que las empresas ven un aumento de la tasa de conversión cuando utilizan la personalización de su sitio web.

Se ha llegado a un punto, en el que el nivel de experiencia personalizada que esperamos en la vida cotidiana se espera a escala del ámbito digital. Esta expectativa que la gente tiene ahora se está normalizando, a diario, mediante el uso de noticias personalizadas, o recomendaciones de compra que están constantemente en la punta de los dedos gracias a los teléfonos y las redes sociales.

Las empresas saben qué audiencias son valiosas, pero a menudo no disponen de una forma escalable de dirigir mensajes específicos a esas audiencias. El contenido suele estar bajo llave en un sistema de gestión de contenidos y controlado por los desarrolladores, mientras que los datos de los visitantes no están disponibles para la segmentación en tiempo real. Esto significa que es esencial poder utilizar la IA para averiguar, automáticamente, lo que el consumidor está mirando en tu sitio web y dirigirte a él específicamente utilizando estos datos.

Uno de los problemas con el que se encuentran las empresas es cómo medir el impacto de la personalización. Incluso, si pueden dirigir el contenido personalizado a audiencias específicas, las empresas a menudo carecen de una forma directa de medir el impacto agregado de esa cartera de contenido personalizado en su sitio web a lo largo del tiempo. Aquí, en Spotler, utilizamos los tests A/B, automatizados o manuales, para medir nuestros resultados y usamos estos datos para averiguar lo que le interesa a la gente y lo que hace que haga clic.

La personalización del sitio web en acción

¿Te has preguntado alguna vez cómo sabe Netflix qué tipo de película de género te gusta? ¿Cómo sabe Spotify que te gusta mucho Rigoberta Bandini? La personalización es clave en todos los elementos del comportamiento online y se ha implementado en el B2C desde hace tiempo. Grandes empresas como Netflix y Spotify la han utilizado para captar la atención y ahora es el momento de que nosotros, los profesionales del marketing B2B, hagamos lo mismo. Amazon tiene implementada la personalización web para el comercio B2C desde hace tiempo; utiliza el seguimiento de la página para ver el contenido que interesa a los usuarios y con el que interactuan y, luego, alimenta los banners de la página de inicio con estos datos para ofrecer ofertas y productos similares basados en ellos.

En Spotler, ofrecemos la misma experiencia pero a nivel B2B. Cuando un usuario entra en nuestro sitio web e interactua con una de nuestras soluciones, se realiza un seguimiento y se cambia el título de la página de inicio en función de esta actividad. Este proceso nos permite estar constantemente en contacto con nuestra audiencia y utilizar sus necesidades en nuestro beneficio.

¿Por qué deberías molestarte?

Cuando se visita un sitio web, a menudo se entra con la mentalidad de «qué hay para mí». Llevamos una vida muy ocupada, con muchas cosas en la cabeza; el tiempo que pasamos en Internet es limitado. Ahora, al navegar por un sitio web, el usuario quiere que se le dirija a su objetivo de inmediato y sin complicaciones. Un informe de Infosys afirma que el 74% de los clientes se sienten frustrados si el contenido de la web no está personalizado, y es probable que ese porcentaje aumente este año. Todos queremos sentirnos especiales. Todos queremos que nos traten como a un ser humano, incluso cuando navegamos por una web B2B.

En conclusión, la respuesta a la pregunta de ¿por qué deberías molestarte?, es porque para los usuarios de los sitios web de hoy en día, supone toda la diferencia del mundo y es primordial.